Categories
ERP

Historia de los ERP: un software imprescindible en el mundo de los negocios

En la actualidad, la mayoría de empresas, incluso las pymes, cuentan con un ERP (programas de planificación de recursos empresariales). Una herramienta de gran utilidad a la hora de tener una visión global de la situación de la empresa y poder hacer frente a los posibles problemas que puedan ir surgiendo y que hace solamente dos décadas se encontraba únicamente al alcance de grandes multinacionales y con funciones mucho más limitadas que las que incorporan hoy en día.

Pero aunque pudiera parecer que los ERP son una invención de la última década, la aparición de este software que ha logrado convertirse en un elemento imprescindible dentro de la empresa, tuvo lugar por primera vez en los años 50, cuando la informática comenzaba a dar sus primeros pasos.

Al igual que otros muchos inventos, los ERP nacieron de la mano del cuerpo militar. En este caso del ejército estadounidense que a finales de la II Guerra Mundial comenzó a utilizar programas informáticos con el fin de gestionar las complicadas tareas de producción y logística. Cómo es evidente, aplicarlo a la industria en aquella época era completamente imposible ya que solamente las instituciones militares contaban con ordenadores en aquella época. No obstante, estas aplicaciones de planificación son consideradas como el origen de los softwares actuales.

La década de los 60 traería consigo la aparición de los primeros ordenadores para empresas, lo cual marcaría el comienzo de una nueva forma de gestionar la información en el mundo de los negocios. Durante este periodo las empresas tuvieron la posibilidad de contratar desarrollo de software a medida para ajustarlo a las necesidades de cada compañía. Es así como nacerían aplicaciones básicas como BOM o IMC.

En la década de los 70, debido a la crisis y escasez de ciertas materias primas como el petróleo, aparecieron programas enfocados a la planificación y control de los mismos de cara a la producción, conocidos como MRP, considerados los antecesores directos de los ERP.

En la década siguiente los programas MRP evolucionarían para ir más allá e incluir otro tipo de planificación además de las materias primas, como es el caso de los factores financieros y logísticos. No obstante, habría que esperar hasta los años 90 para ser testigos de la aparición de los ERP tal y como los conocemos hoy. El objetivo era contar con un sistema de información que pudiera respaldar las decisiones tomadas desde cualquier departamento de la compañía. Gracias a este cambio, los ERP podían ser usados en cualquier empresa y no solamente en aquellas donde existiera un proceso de producción.

Durante los primeros años del nuevo milenio, la popularidad de los ERP aumentaría de forma considerable, siendo incorporadas otras nuevas funciones que hasta el momento habían sido realizadas por otras aplicaciones. Esta evolución continuaría hacia adelante hasta llegar a la actualidad. Cabe destacar que en los últimos tiempos se han producido grandes transformaciones en los ERP con el objetivo de adaptarlos a las nuevas tendencias tecnológicas y a las necesidades de las pequeñas y medianas empresas que hasta el momento no habían podido acceder a ellas. Así pues, todo parece indicar que en un futuro no muy lejano seremos testigos de grandes transformaciones en un mercado que ha experimentado un espectacular crecimiento desde hace tan sólo unos años.